GOBIERNO MUNDIAL

SINOPSIS:El complot urdido desde hace 300 años por la élite financiera para apoderarse del mundo está llegando a su fase final: el Gobierno Mundial privado y plutocrático. Pero no será fácil: la globalización ha fracasado, el capitalismo ha caducado, el petróleo barato tiene los días contados y la humanidad está a punto de vivir convulsiones inimaginables durante la próxima década.Éste libro pretende servir de brújula, orientar al lector para que entienda el complejo mundo en que vivimos y encuentre la salida del laberinto apocalíptico en el que ya estamos instalados. Nos descubre la verdadera identidad de los amos del mundo, el poder en la sombra, su idiosincrasia y su ideología. Nos desvela sus planes secretos, minuciosamente trazados para instaurar un Nuevo Orden Mundial totalitario. Nos enseña la manera de sobrevivir a la Gran Depresión que se avecina. Pero sobre todo nos quitará la venda de los ojos, mostrándonos con una lógica contundente la verdadera cara del poder.Aderezado con divertidas anécdotas, cuenta con rigor y todo lujo de detalles la conspiración mundial y el perfil de sus protagonistas: personajes como Rockefeller, Rothschild o la Reina Isabel II; grupos secretos como la Mesa Redonda de Cecil Rhodes, el Club de los 300, Skull and Bones, el Club de los Bohemios, los Illuminati; organizaciones “discretas” como el CFR, el Club Bilderberg, la Comisión Trilateral o el Club de Roma; corrientes políticas como la Sociedad Fabiana; centros de control social como el Instituto Tavistock o la Corporación Rand; instituciones como la Reserva Federal, el Banco Mundial, el FMI, el BIS y la ONU.

Nos desvela el papel que juegan las corporaciones multinacionales, las agencias de inteligencia y los grandes medios de comunicación. Por último, analiza los entresijos de la nueva economía, el sistema monetario, la banca fraccionaria, los riesgos del dinero fiat imaginario, la burbuja crediticia y su relación con el petrodólar; nos demuestra que el actual sistema financiero conduce inexorablemente al colapso y la hecatombe social; expone las causas y consecuencias de la crisis ecológica y energética y analiza las posibles alternativas que nos permitirán vislumbrar un horizonte de paz, seguridad y sostenibilidad.

EL AUTOR:

Esteban Cabal

ESTEBAN CABAL, periodista madrileño con más de 500 trabajos publicados, ha sido redactor jefe de la revista Natural. Es conocido por su activismo social y político, ha liderado distintas organizaciones ecologistas, pacifistas y de solidaridad, fundaciones diversas, iniciativas editoriales, etc. Fue el primer concejal electo de Los Verdes en la Comunidad de Madrid. También es empresario, fundador de una conocida distribuidora de productos ecológicos, ha trabajado en la producción técnica de grandes eventos, congresos, festivales de música y teatro. Pero sobre todo es un viajero empedernido, un aventurero que ha recorrido el mundo de punta a punta, lo que le ha permitido conocer infinidad de líderes políticos, sociales y religiosos, y compartir con ellos animadas tertulias sobre los temas más candentes.

ÍNDICE
Prólogo. Enric Durán
Preámbulo. Los imperios son efímeros.CAPÍTULO I: ¿En qué mundo vivimos?
¿Globalización o soberanía? El fin de las naciones-Estado.
Un mundo de mentiras y engaños.
Los amos del mundo. El poder en la sombra.
Un tenebroso pasado.
Antecedentes del Gobierno Mundial.
Mi pueblo se llama Tierra.CAPÍTULO II: Breve historia cronológica del gobierno mundial
El gobierno mundial en el siglo XVIII.
El gobierno mundial en el siglo XIX.
El gobierno mundial en el siglo XX.
El gobierno mundial en el siglo XXI.
CAPÍTULO III: La Plutocracia del siglo XXI
El poder es opaco.
El papel de los medios de comunicación.
Los planes secretos de la elite globalista.
El informe Iron Mountain.CAPÍTULO IV: El Gobierno Mundial y la guerra
El poder y la guerra.
El problema de la paz. La guerra ya no es rentable.
La elite globalista no es invencible.
El BRIC contra la elite globalistaCAPÍTULO V: Los protagonistas del Gobierno Mundial
Los banqueros internacionales y el Gobierno Mundial.
Los Rothschild.
Los Rockefeller.
Los Morgan.
Los Warburg.
La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED).
La estructura del globalismo plutocrático.
Perfil de la elite globalista.
Banqueros y monarcas, protagonistas de la elite globalista.
Juan March Ordina, el pirata del Mediterráneo.CAPÍTULO VI: Organizaciones secretas de la elite plutocrática
El Comité de los 300.
La Mesa Redonda de Cecil Rhodes.
El Consejo de Relaciones Exteriores (CFR).
El Real Instituto de Asuntos Internacionales (RIIA).
El Club de Bilderberg.
La Comisión Trilateral.

CAPÍTULO VII: Otras organizaciones involucradas
El Club de Roma.
La Sociedad Fabiana.
La Masonería Invisible.
La logia Rockefeller, la P-2, la gran logia Alpina y el Pentaveret.
La logia judía B`naï B`rith.
Los Illuminati de Baviera.
Los supuestos planes secretos de los Illuminati.
Los Protocolos de los Sabios de Sión.
Skull & Bones (The Order) y la Sociedad Jason.
El Club de los Bohemios (Bohemian Grove).
Los Caballeros de Malta.
Otros lobbys globalistas.

CAPÍTULO VIII: Control social y lavado de cerebro
Sectas, servicios secretos e institutos de investigación.
El Instituto Tavistok de Relaciones Humanas.
El Instituto Standford, la Corporación Rand y el Instituto Aspen.
Manipulación y guerra psicológica.
El Gran Hermano globalista.
La nueva religión universal.

CAPÍTULO IX: La nueva economía
El dinero es nuestro Dios.
Del dinero real al dinero “fiat” imaginario.
El dinero se crea de la nada. El auge de la economía virtual.
Los peligros del dinero virtual.

CAPÍTULO X: Perspectivas y desafíos globales.
Del dinero “fiat” al petrodólar.
Del petróleo al biodiesel.
El sistema monetario actual tiende al colapso.
Sistemas monetarios alternativos.
La crisis ecológica y energética.
El cambio climático.
La privatización de los acuíferos.
Técnicas de clonación y manipulación genética.
La medicina alternativa.
Alimentos transgénicos.

CAPÍTULO XI: El futuro Gobierno Mundial
El movimiento mundialista no es homogéneo.
La Tierra no es una mercancía.
¿Qué tenemos en común Rockefeller y yo?
Desactivar la bomba “P”, reducir la población mundial.

CAPÍTULO XII: Tesis y antítesis en el siglo XXI
La oligaquía nacionalista contra el Gobierno Mundial.
El Nuevo Orden Mundial.
El actual desorden mundial.

CAPÍTULO XIII: Cuéntame un cuento.
2084: Fabiano II, Emperador del Mundo.

Estractos de Gobierno Mundial.

“Larry Page, catedrático de economía, presidió un Banco durante 11 años. En su best-seller “El nuevo desorden económico” explica que “en tiempos de crisis económica la riqueza no se destruye, se transfiere”, y pronostica rotundamente que “va a haber un crash”, que “un pequeño grupo de gente va a ganar un montón de dinero al mismo tiempo”. En las reuniones del FMI algunos economistas anuncian un crash inminente.
El sistema financiero tiende al colapso por una razón muy simple y que todo economista honesto reconoce. Los pasivos valen varias veces más que los activos. Los activos están sobrevalorados. Mientras que no haya que liquidar los activos todo irá bien y se podrán ir creando más activos, más dinero imaginario, para respaldar a otros activos también de dinero imaginario. Pero el día en que disminuyan los ingresos en la base de la pirámide, el día que en que se dejen de crear nuevas deudas, el día en que el crecimiento económico se detenga, quizá por el encarecimiento del petróleo, que traerá como consecuencia el encarecimiento masivo de las mercancías y el desabastecimiento generalizado, ese día habrá que empezar a liquidar los activos y el sistema caerá como un castillo de naipes.
Algunos se preguntarán: ¿por qué están tan sobrevalorados los activos? Pues porque los Bancos, mediante el sistema de reserva fraccionaria, pueden prestar más dinero del que realmente poseen. Esto es posible porque los Bancos crean dinero de la nada cada vez que conceden un préstamo. Este dinero que crean los Bancos se llama dinero financiero o dinero fiat imaginario.
En realidad, ni el dinero físico ni el virtual valen más que la confianza que todos depositamos en él. El dinero virtual o imaginario va a más, es la semilla de una brutal estafa masiva. Los Bancos crean dinero financiero mediante el acto de “hacer líquidas las deudas”, eufemismo que oculta la verdad. ¿Es justo que una deuda pueda hacerse líquida? ¿Puede un pasivo ser a la vez un activo?”
“Otro de los best-seller de la Nueva Era muy del agrado de los plutócratas, se titula “Quién se ha llevado mi queso”, de Spencer Jhonson, un psicólogo que escribe libros para ejecutivos. Se subtitula “cómo adaptarnos a un mundo en constante cambio”. Es un breve relato sobre unos ratoncillos que encuentran un tesoro: un enorme queso.
Los ratoncillos somos nosotros y el cuento una metáfora sobre el miedo a cambiar. Cuando el queso se acaba aparece otro, y otro, en el mismo lugar. ¡Un filón! Pero un día ya no aparecen más quesos y los ratoncillos empiezan a sentir hambre. Siguen allí esperando que un nuevo queso vuelva a aparecer milagrosamente, no se atreven a huir hacia un destino incierto. Pero uno de ellos tiene el valor de intentarlo y, después de un azaroso viaje lleno de desventuras, obtiene su merecida recompensa: encuentra otro queso.
Los directivos de las multinacionales están encantados con este libro, han regalado millones de copias a sus empleados. ¿Por qué? Pues porque les ayudará a mentalizarse para aceptar su carta de despido cuando les llegue. ¡Se te ha acabado este queso! ¡Corre a buscar otro por ahí!
Este libro incluye en su contraportada algunas frases de recomendación firmadas por directivos de multinacionales como Mercedes Benz, Xerox, Whirlpool, Bellsouth y Merril Lynch Internacional”.
“Antes de finalizar el siglo XVIII la existencia de un incipiente gobierno mundial en la sombra, representado por el Comité de los 300, era ya un secreto a voces. En 1770 Sir William Pitt Amherst, miembro de la Casa de los Lores, llegó a decir: “Detrás del trono hay algo más grande que el Rey mismo. El mundo está gobernando por personajes muy distintos de los que imaginan los que no están detrás de la escena”. Más tarde Pitt Amherst ostentó el cargo de embajador en China en 1816, fue Gobernador General de la India entre 1823 y 1828 y declaró la guerra a Birmania (hoy Myanmar), lo que ocasionaría 15.000 bajas al Imperio Británico.
Entre los precursores de ese poder secreto destacan dos apellidos ilustres que comenzarían a adquirir un enorme protagonismo en la escena mundial a partir del siglo XVIII: Rothschild y Rockefeller.
En 1733 desembarca en Norteamérica una familia alemana de origen judío apellidada Rockefeller que no tardará en convertirse en el clan más poderoso de los Estados Unidos, dueño del monopolio petrolero a través de la compañía Standard Oil (hoy Exxon Mobil y otras) y fundador del Chase Manhattan Bank.
Diez años más tarde, en 1743, nacería en el barrio judío de Frankfurt (hoy sede del Banco Central Europeo) Mayer Amschel Rothschild, patriarca de la dinastía de banqueros más poderosa del mundo. A él pertenecen estas palabras pronunciadas en 1790: “Permitidme fabricar y controlar el dinero de una nación y ya no me importará quién la gobierne, quién haga sus leyes”.
Los Rothschild y los Rockefeller se asociaron y ocuparon la cúspide del gobierno mundial en la sombra durante los siglos XIX y XX. Pero ya en el XVIII despuntaban como los líderes natos de la elite plutocrática. En 1773, un joven Rothschild con apenas 30 años de edad, fue capaz de reunir en Frankfurt a 12 miembros de la elite financiera internacional y exponer su plan secreto, de 25 puntos, para saquear y dominar el mundo”.
“El dinero fiduciario comenzó a existir cuando empezaron a expedirse certificados de depósito de las monedas de oro y plata. Era simplemente un papel firmado por el banquero al cual le habíamos confiado nuestras monedas, y en el que se reconocía nuestro derecho a recuperarlas en cualquier momento. A veces también podía ser un “pagaré” emitido por el Banco, al portador, a la vista y sin fecha de caducidad. Con este billete o “pagaré” podíamos acudir al mercado sin necesidad de transportar el oro o la plata.
A los billetes de Banco o pagarés, se les llamó dinero fiduciario por la raíz latina del vocablo “fido”, que significa “confío”. El dinero fiduciario estaba vinculado al “patrón oro”, es decir, tomaba como referencia el oro que previamente habíamos depositado en el Banco, y el Banco estaba obligado a cambiar sus billetes por el oro correspondiente en el momento que lo solicitáramos, de manera que conservaba un valor real en la medida en que confiábamos en nuestro Banco.
Sin embargo, con la aparición de la banca, el sistema monetario y el dinero fiduciario, la picaresca de los banqueros y los gobernantes dio lugar a cierto tipo de fraudes o estafas. En ocasiones, sobre todo en la Baja Edad Media, se acuñaban monedas cuyo peso no se correspondía con el valor nominal de las mismas. Otras veces se adulteraba el oro o la plata con aleaciones que le restaban valor. O se concedían créditos sin tener oro o dinero suficiente para respaldarlos, con lo que se comenzó a especular con riqueza inexistente, traída del futuro. Este último tipo de fraude a veces sólo era descubierto cuando el Banco quebraba.
Todas estas modalidades de fraude, que hoy se hacen masivamente y de forma legal, tienen siempre como consecuencia la inflación, el aumento del precio de las mercancías y los salarios. Y es que, cuando la riqueza real de bienes materiales deja de ser equivalente a la masa monetaria, la economía se expande artificialmente, el valor adquisitivo de la moneda disminuye y el alza de precios es inevitable, dando lugar a la inflación”.
“David Rockefeller fue el conspirador mundial por excelencia, el Rey de los cenáculos ocultos. A sus órdenes trabajaron los agentes secretos de la CIA, el MI6, el MOSSAD y especialmente la INTERPOL, que es obra suya.
Ningún medio de comunicación masivo se atrevería jamás a desvelar los planes secretos de Rockefeller y sus amigos. Siempre guardaron un sospechoso silencio en torno a las secretas actividades de las dinastías de banqueros norteamericanos: los Morgan, los Davison, los Harriman, los Khun Loeb, los Lazard, los Schiff o los Warburg y, por supuesto, los Rockefeller.
En 1991, en referencia al informe del Centro para el Desarrollo Mundial, David Rockefeller confesó: “estamos agradecidos con el Washington Post, el New York Times, la revista Time, y otras grandes publicaciones cuyos directores han acudido a nuestras reuniones y han respetado sus promesas de discresión (silencio) durante casi 40 años. Hubiera sido imposible para nosotros haber desarrollado nuestro plan para el mundo si hubieramos sido objeto de publicidad durante todos estos años”.
El excéntrico y supuestamente filantrópico David Rockefeller, que tiene ya casi un siglo de vida, es sin duda el personaje más trepidante y controvertido de esta casta de usureros a la que nos referimos. Muy pronto, cuando los diarios anuncien su fallecimiento, tendremos ocasión de conocer su insólita biografía. Descubriremos datos que nos apabullarán.
El fundador de la dinastía Rockefeller fue el abuelo de David, de nombre John Davison Rockefeller, descendiente de judíos alemanes llegados a EEUU en 1733. Junto con la saga de los Morgan y el grupo bancario Warburg-Lehman-Kuhn&Loeb, constituyó el triunvirato plutocrático del llamado Eastern Establishment. Su imperio económico se gestó durante los años de la Guerra de Secesión (1861-1865) que enfrentó a los terratenientes esclavistas del sur con los comerciantes e industriales del norte y que se saldó con 600.000 muertos”.

Un pensamiento en “GOBIERNO MUNDIAL

  1. LA NATURALEZA DEL PODER DEL MUNDO …..…….Y NUESTRA PARTICIPACIÓN EN ÉL

    Habremos oído hablar en ocasiones sobre rituales de magia negra, donde se sacrifican animales para obtener el favor de los “dioses”. Esto, que parece propio de gente un tanto primitiva, supersticiosa, grupos aislados y minoritarios, con costumbre ancestrales y siniestras, sin embargo, también en nuestros tiempos y en nuestra civilización, más concretamente, en los círculos más prominentes y distinguidos de nuestra sociedad, es práctica habitual. Pero en este caso, para obtener el favor de los “dioses” al mas alto nivel, es decir, obtener el poder y las riquezas de este mundo, los rituales de sacrifico son mucho mas exigente, a la medida y proporción del poder que se otorga, y la ofrenda a los “dioses” no son el sacrificio de animales, sino de personas, más concretamente, de niños.

    Aunque nos parezca increíble, estas prácticas que, lógicamente se lleva con el debido secretismo, es mucho más frecuente y mucho más cercanas de lo que podemos imaginar, en realidad, es práctica habitual y generalizada en todo el planeta, y en todas las culturas, pues como digo, es un trámite imprescindible, necesario para aspirar al poder de este mundo, del económico y político, y sobre el que se sustenta el poder de todos los gobiernos, indistintamente sean de derechas, izquierdas, dictatoriales, democráticos, feudales, etc.. Nadie puede detentar el poder, importantes parcelas de poder de este mundo, si no hacen estas ofrendas, estos rituales y sacrificios. No quiere decir que, toda la élite política o dirigente hagan estas prácticas. Esta gente al fin y al cabo no son más que títeres del poder oculto, pero si, todos quienes detentan el verdadero poder desde la sombra. Y esto, no solo desvela prácticas horrendas de nuestros más altos mandatarios, o responsables de las políticas y de las economías, sino que nos advierte de las verdaderas intenciones y propósitos que puedan anidar en estas almas tan retorcidas y ruines, para con la sociedad, y en la forma en que van dirigir nuestros destinos.

    Hay muchísima información en la Red sobre este asunto, pero tomemos como referencia esta entrevista, del programa cuarto milenio a José Ignacio, investigador periodista del crimen de la niñas de Alcasser. http://www.youtube.com/watch?v=_eHJtdN6b-o
    En este caso, se denuncian prácticas sádico criminales de algunas prominentes personalidades. En su momento transcendieron nombres (ver este otro vídeo http://www.youtube.com/watch?v=SkjzR38nelc ) pero eso no consiguió más que acarrear graves problemas a este periodista, con la justicia y con la indiferencia del estado, y sin mayor repercusión pública. Ahora, simplemente denuncia los hecho pero sin hacer referencia a personas, esto parecen ser, son los limites que se le permite. Cuando se denuncia a gente prominente en este tipo de delitos, se hace evidente el desamparo de la sociedad por parte de nuestros gobiernos, de nuestros sistema judicial y policial. La impunidad es máxima, el desamparo social es máximo, y algo se oculta que es sumamente trascendente para los intereses sociales, y por supuesto, cualquiera que quiera llevar a cabo, cualquier investigación a fondo de esta naturaleza, se expone a perder la vida, incluido la de cualquier miembro de su familia. Evidentemente ningún profesional, por honesto que sea, llega a asumir esos riesgos, y se queda, tan solo, en aportar la información que se le permite, o incluso que les pueda llegar a interesar a los delincuentes. Y notemos que, los gobiernos, sean de la tendencia ideológica que sean, tanto desde el poder judicial, legislativo, como ejecutivos, y ni que decir tiene de los medios de comunicación corporativos, cierran filas en torno a estos delitos. Esto se puede entender, por cuanto estos delitos son la linea medular del sistema que sostiene cualquier poder del mundo, sea quien sea que gobierne. El secretismo y el proteccionismo son máximo, obviamente el desamparo social lo es también en la misma medida.

    Debemos ser suficiente perspicaces e intuir el alcance de este tipo de información. En este caso, se ha podido profundizar en la investigación lo suficiente para poder advertir de un hecho que antes pasaba inadvertido, y es qué, muchas desapariciones de personas, tienen como objetivo ser víctimas de estos sacrificios, de estos rituales u ofrendas. En esta entrevista, vemos al periodista muy prudente en su declaraciones, pero es obvio que ha llegado al fondo de la cuestión, a descubrir los entresijos de estas prácticas. Se puede apreciar que, desvela solo aquello que se le permite desvelar, sin embargo, se desliza una cuestión, unos términos que pueden resultar muy esclarecedores. Y dice: (minuto 18: 15 del vídeo) : ‘…..estos asesinatos no son un móvil sexual, es un móvil de poder…..’ y ciertamente, en principio, es lo que la gente puede pensar, que es producto de mentes enfermas, depravadas, en una orgía sexual sádica al extremo, que incluso se les puede haber ido de las manos. Pero, sin embargo, dice que, el objetivo de estos crímenes es el ‘poder’ ¿Que quiere decir esto? ( En el minuto 20:40) ….’no se trata de una juerga’….’sino algo planificado en un tablero’… (Y minuto 26:00 hasta el final) …’y matarán cada vez que lo “necesiten”…’. Esto son matices muy importante a tener en cuenta, por que si esto fuese una acción aislada, de gente desequilibrada mentalmente, extremadamente perversa, aun gente con poder y mucho dinero que se lo pueden permitir, podríamos pensar que es un mal menor, por cuanto son excepción la gente con esta condición, y excepcionales las oportunidades que se puedan presentar con estas característica. Sin embargo, vemos que no es una “juerga” sádico criminal, producto de un “calentón”, sino una cuestión de poder, calculada fríamente …. ¿Una práctica generalizada para obtener poder? .. ¿Una necesidad ritual que se exige periódicamente para mantener el poder, mucho más frecuente de lo que podamos imaginar, y que al margen que se pueda participar con mayor o menor deleite, es una “necesidad”, un tributo, un tramite necesario para sostener determinados privilegios?

    Estas preguntas son muy importante que nos las hagamos, y no nos debe extrañar que eso ocurra, pues es algo que se ha venido haciendo a lo largo de la historia: Rituales con sacrificios humanos paras obtener el favor de los “dioses”. Y en ese sentido, y aunque se hayan trascendido esas civilizaciones o culturas, en donde esos rituales eran práctica habitual y pública, el poder de este mundo continua siendo de esa misma naturaleza, y solo se puede obtener por ese mismo método. La única diferencia es que antes eran rituales públicos a modo de ceremonias religiosas, y ahora son rituales secretos, celosamente guardados, pero que tienen esos mismo orígenes “religiosos”. Y que, antes se utilizaban a esclavos o prisioneros para esos sacrificios, y ahora, cualquiera de nuestros pequeños puede ser carne de esos horribles rituales.

    Esa es la demanda, la exigencia para obtener o disfrutar de las mayores parcelas de poder del mundo. Nadie obtiene el poder del mundo, a esos niveles, creando de la nada grandes corporaciones, o presentándose libremente a opciones políticas. Llegado esos niveles, son esos círculos secreto y siniestros, exclusivo de poder, quienes lo reparte en función de los “méritos” que hacen sus aspirantes, de los tributos y de la sumisión incondicional que llegan a ofrecer y mostrar.

    Comprendo que esta afirmación choca brutalmente con el talante y la imagen que tenemos de nuestro lideres y más prominentes personalidades, pero es así. No quiere decir que todos lo políticos o dirigentes que nos representan hagan esto, en realidad esta gente generalmente son títeres del poder real que se gestiona desde la sombra. Quienes están en la sombra son los que detentan el autentico poder del mundo y son quienes necesitan imperiosamente hacer esas prácticas rituales. Y esto ocurre en todos los ámbitos de poder del mundo, tanto económico como político.

    NUESTRA ACTIVA PARTICIPACIÓN EN ESE PODER.

    Si bien, el poder del mundo se centraliza en esos reducidos y secretos antros de decisión y poder, sin embargo, su origen está en la sociedad. Nace de cada uno de nosotros. Siendo cada uno de nosotros que lo otorgamos con nuestra actividades cotidianas, es decir; con nuestro consumo, con nuestro trabajo, con la confianza que delegamos en la clase política, y a determinadas organizaciones o instituciones. El poder lo centralizan estas mentes inicuas, pero surge de nosotros que incautamente lo entregamos.

    Obtener de la sociedad ese poder para centralizarlo y repartirlo a sus mas fieles e incondicionales esbirros, necesita que todas las políticas del mundo estén conducidas bajo la manipulación, el engaño, y por tanto, con el más absoluto de los secretismos. Nada sería posible si no fuese con el engaño. El sistema, necesita por tanto, de un enorme poder de persuasión, para que la sociedad contribuya dócilmente en sostenerlo y alimentarlo. Pero el dejarnos llevar por el engaño, especialmente ahora que disponemos de la información necesaria para saber de estos hechos y realidades, no nos exime de ser cómplices colaboradores, en primer lugar, de esas criminales prácticas, y en última instancia, de ser conducida la sociedad por gente de esa catadura. De hecho, la situación social que vivimos, de amenaza, represión, de crisis económica, de tensiones bélicas, deterioro y sutil envenenamiento de la tierra, destrucción de nuestro ecosistema, de esta plaga de enfermedades que sufrimos etc, es obra, de este poder siniestro. Un poder que, a pesar de la maldad que destila, no hace ascos en aparentar hacer el bien, como principal estrategia de persuasión y manipulación, haciendo suyo cualquier propósito, aspiración o símbolo espiritual que surja de nuestros más elevados ideales o creencias, para así conducirnos sutilmente a sus propósitos de sometimiento y esclavitud.

    Todas estas estrategias de manipulación y engaño se hace necesario por que, a pesar del autoritarismo y del sometimiento que ejercen sobre la humanidad, no tienen poder en si mismo. Todo el poder lo obtienen de la sociedad, necesitan de nuestra colaboración y contribución, y nada podrían hacer, si tan solo la sociedad supiera de esa realidad. Son extremadamente vulnerables a la verdad, y precisamente, y en la misma medida que la verdad nos hace libres, necesitan del engaño.

    La ‘NO colaboración’, dejar de sostener y alimentar ese poder que se nos devuelve como amenaza, impregnado de toda maldad y perversión, es previo a cualquier otra acción que deseemos realizar para conquistar cualquier derecho social. No tiene sentido, y es del todo absurdo, enfrentarnos a algo que, en principio lo estamos alimentando. Por cuanto inconscientemente, en casos aun guiado por las mejores de la voluntades, colaboramos con este sistema. Por eso, se hace absolutamente necesario conocer, saber sobre estas realidades, para así dejar de colaborar con este sistema infecto de maldad en sus más altas instancias.

    A poco que demos un vistazo, con un mínimo de objetividad, sobre la situación mundial, la trayectoria de estos últimos tiempos, no es difícil averiguar que, la humanidad está siendo conducida por unos derroteros y con un propósito final que, cuanto menos se intuye inquietante. Ante tanta evidencia, particularmente no me resta la menor duda que, esto va a concluir como el peor ataque a la humanidad jamás conocido. Y para la élite, esta falta de respuesta de la sociedad ante las evidencias, juega un factor fundamental en sus planes. También es cierto que, la sociedad no puede asumir que se pueda producir una conspiración, un ataque por parte de sus dirigentes, de tamaño calibre. En los antros más reducidos y secretos de poder, se pueden albergar planes tan brutales, como reducir la población un 90 %, y llevar cabo todos lo preparativos, aun a plena luz, sin que la gente pueda llegar a creer que eso pueda suceder, y esa negación a tamaña salvajada, por parte de la sociedad, juega muy a favor de los planes genocidas y de exterminio de la élite, y por tanto, muy en contra de la humanidad. Sencillamente, es lo que está conduciendo a su holocausto.

    Por otra parte, para quienes estamos analizando y valorando esta posibilidad, podemos pensar que, poco se puede hacer frente esta amenaza, aunque la sociedad fuera conscientes de esa situación, dado lo avanzado de los planes de la élite, en su proyecto de instaurar un nuevo orden mundial dictatorial, y del poder destructivo que a estas alturas han reunido, sin embargo, siempre nos quedará la oportunidad de evitar colaborar con esos planes. Cosa que ha de empezar por retirar nuestra confianza a cualquier oferta o propuesta que venga del sistema, de cualquiera de nuestros órganos de gobernación, organizaciones sociales y medios masivos de producción y servicios. En la medida de lo posible debemos vivir como si no existieran, prescindiendo de las cosas que nos ofrecen, buscando alternativas independientes y locales al consumo, y dejando de confiar en sus lideres, especialmente en quienes abanderan grandes promesas y soluciones sociales. Cada vez se hace más temerario confiar en nada, ni en nadie que nos traiga una solución o una oferta prometedora, ahora es un perdida de tiempo precioso, por que esas soluciones nunca llegarán por ese camino. El reto está, en primer lugar, en saber cómo colaboramos con este sistema, cómo con nuestras acciones más sencillas y cotidianas estamos contribuyendo a fortalecer este sistema. Como con nuestro consumo, con nuestro trabajo, con nuestra afiliaciones sociales, estamos alimentando a este coloso de pies de barro que a punto está de dar su golpe definitivo. No intentemos parar el golpe, ni resistirnos a él, sino dejar sin energía a este monstruo, es lo único que podemos, y está en nuestras manos hacer.

    El poder de este mundo, hoy, mas que nunca se viste como ángel de luz, para engañar incluso a los más instruidos y perspicaces de los nuestros. No quiere decir que no haya gente honestas y organizaciones decentes que estén al servicio de la sociedad, y en las que se puede confiar, pero son tan extensos y tan sutiles los tentáculos de manipulación del poder de este mundo que, ¿quien nos puede garantizar que de verdad estén a nuestro servicio? Ante la duda, solo nos queda un recurso, confiar solo en nosotros, atrincherarnos en ese último recurso que es nuestra íntima independencia, y desconfiar de todo lo que viene de arriba, de cualquier organización o cualquier propuesta, aún por más que se alinee con nuestros ideales. Salir de esa manipulación depende solo de cada uno de nosotros. Desde esta perspectiva puede parecer poco lo que se pueda hacer individualmente, pues pensamos que es necesario sumar fuerzas y presentar un frente común de resistencia. Pero esperar ese tipo de soluciones, ahora, solo demoraría más y más poner en marcha una acción efectiva de ‘NO colaboración’ con el sistema. Tampoco se trata, de no organizarnos con alguna finalidad que creamos justa, sino, de no esperar a organizarnos para actuar. La acción mas efectiva, ahora, es la de ‘NO colaboración’, y es una acción que podemos empezar a poner en marcha ya, individualmente, sin esperar a nada ni a nadie. Independientemente que nos sumemos a cualquier movimiento reivindicativo, este, ha de ser el factor común que nos una a todos.

    Nos interese o no estos asuntos, es muy importante que investiguemos y sepamos de ello, pues de ello depende el que estemos confiando y colaborando con estas fuerzas de extrema iniquidad, y de ese modo dejar de confiar en cualquier tipo de promesa o soluciones que venga de arriba, pues todo está dominado por esas fuerzas. Hay mucha gente de buena voluntad que trabaja honestamente por el bien social, en determinadas instituciones u organizaciones, pero que inconscientemente están contribuyendo a este poder. Nada que se organice masivamente puede escapar al control de este poder, por tanto, y más aún, con la información que ahora disponemos, nadie puede alegar ignorancia, y continuar contribuyendo a esos planes, sumándose y confiando en cualquier propuesta que nos venga de arriba.

    Confiar en un líder, cualquiera que sea, por más bondades que nos demuestre u ofrezca, por más que se alinee con nuestros ideales o aspiraciones, es sin duda un grave error. En estos tiempo críticos, de un excepcional riesgo para la humanidad, se exigen más que nunca, ser cada uno de nosotros lideres de nosotros mismos, es ineludible, y nuestra más alta responsabilidad. La humanidad se encuentra en una situación practicante de no retorno, en cualquier momento se pueden desencadenar ataques brutales a las poblaciones. Se han estado preparando en los últimos tiempo para ello, y están ya ultimando detalles, solo esperando el momento idóneo (recordar lo del “tablero”, nada se hace al azar, sino en rituales cabalísticos). Es muy importante retirarles la confianza a nuestros lideres, dirigente, instituciones, etc., y si se trabaja directamente para el sistema, especialmente desde nuestra fuerzas armadas y de seguridad, y medios de comunicación, es esta una posición privilegiada para obstaculizar sus planes.

    Es fundamental conocer sobre estos asuntos, si queremos librarnos de esta pesadilla. Este poder que se reparte de forma tan siniestra y terrible, mediante sacrificios humanos, es un poder que en primer término surge de nuestra contribución. Que entregamos ignorantemente a través de la grandes corporaciones con nuestro consumo, a través de nuestro políticos con nuestro voto, a través de nuestras instituciones trabajando o colaborando con ellas, a través de organizaciones altruistas o confiando con líderes carismáticos etc. Ser líderes cada uno de nosotros, es precisamente no fiarnos de nada, ni de nadie. No quiere decir que, en un futuro lo hagamos, una vez trascendida esta grave amenaza, pero ahora no, es nuestro único reducto de fiabilidad y plena garantía. No entregar nuestra confianza a nada ni a nadie, y limitarnos a nuestro poder de acción intimo y personal, a aquello que podemos controlar estrechamente y personalmente sin delegar en nadie esa capacidad de acción. Es desde ahí, y solo desde ahí, que ahora podemos derribar este sistema inicuo sin enfrentamientos, sin sufrimiento.

    Aunque parezca una meta inalcanzable, desterrar de este mundo un poder de esta naturaleza, que se ha perpetuado durante milenios, sin embargo, está plenamente a nuestro alcance, estamos ante la mayor oportunidad de todos los tiempos. “Ellos” lo saben, y por eso, están poniendo todo en el asador. Saben que no pueden continuar por el camino del engaño para someter a la sociedad, como últimamente han venido haciendo tan fácil y cómodamente, y por eso, están armándose para derrotar definitivamente a la humanidad por la fuerza. Ven cerca su fin, por que intuyen nuestro despertar inminente, pero por nuestra parte no es suficiente solo con despertar, sino, con despertar a tiempo, acelerar ese despertar para anticiparnos a esos planes. Conocer sobre esas realidades, y, actuar en consecuencia, sabiendo que tan solo con ese cambio de actitud personal, íntimo, individual, se puede liquidar este sistema para siempre.
    https://www.facebook.com/juan.manuel.1865904?sk=notes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s