“Entetanimiento”, la propaganda de la globalización neoliberal

A través de una propaganda constante y astuta se puede hacer que la gente vea el paraíso como si fuera el infierno y viceversa, que considere la forma de vida más miserable como el propio cielo. (Adolf Hitler)

Entetanimiento (tittytainment)

Entetanimiento (a veces denominado infotenimiento de masases un neologismo empleado para designar a la propaganda destinada a proteger los principios capitalistas y neoliberales que dirigen la globalización.

El entetanimiento es una forma cualificada de propaganda, censura y desinformación cuyo objetivo fundamental consiste en minimizar, a los ojos de las ciudadanías de los países democráticos occidentales, los efectos nocivos que el tipo particular de globalización que está desarrollándose en el mundo estaría causando en la mayor parte de la población mundial, así como en el ecosistema.

Se puede definir como una herramienta psicológica-sociológica de control de la población, consistente en una mezcla de entretenimiento mediocre y vulgar, bazofia intelectual, propaganda y elementos psicológica y físicamente nutritivos que satisfarían al ser humano, lo mantendrían convenientemente sedado, perpetuamente ansioso, sumiso y servil ante los dictados de la minoría que decidiría su destino.

El vocablo entetanimiento (tittytainment) fue acuñado con toda seriedad en 1995 por Zbigniew Brzezinski, ideólogo neoliberal, miembro de laTrilateral y consejero del ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter [1] durante la celebración del primer “State Of The World Forum”, en el Hotel Fairmont de la ciudad de San Francisco. [2]  El objetivo del encuentro era determinar el estado del mundo, sugerir objetivos y metas deseables y proponer principios de actuación para alcanzarlos, y establecer políticas globales para conseguir su implementación. [3] Los líderes reunidos en San Francisco (Mijaíl Gorbachov, George H. W. Bush, Margaret Thatcher, Vaclav Havel, Bill Gates,Ted Turner, etc.) [4] llegaron a la conclusión de que es inevitable el advenimiento de la denominada “sociedad 20:80″ -concepto ya familiar entre las élites económicas y demas gurús del neoliberalismo-, en la que el trabajo del 20% de la población mundial será suficiente para sostener la totalidad del aparato económico del planeta. El 80% de la población restante así, resultará superflua, no dispondrá de trabajo ni de oportunidades de ningún tipo e irá alimentando una frustración creciente. [5]

Es aquí donde entró en juego el concepto propuesto por Brzezinski. Brzezinski propuso el entetanimiento, una mezcla de alimento físico y psicológico que adormecería a las masas y controlaría su frustración y sus previsibles protestas. El mismo Brzezinski explica el origen del término entetanimiento, como una combinación de los vocablos ingleses “tits” (“pechos” en argot estadounidense) y “entertainment” que, en ningún caso, debe entenderse con connotaciones sexuales y sí, por el contrario, como alusivo al efecto adormecedor y letárgico que la lactancia materna produce en el bebé. [6]

De acuerdo con Hans-Peter Martin, uno de los tres únicos periodistas a los que se les permitió el acceso a todos los grupos de trabajo del primer “State Of The World Forum”:“Según ellos (los participantes en el encuentro), la sociedad de los dos tercios que los europeos llevan temiendo desde los años ochenta ya no describe el futuro reparto del bienestar y la posición social. El modelo del mundo del futuro sigue la fórmula 20 a 80. Se perfila la sociedad de una quinta parte, en la que los excluidos tendrán que ser calmados con entetanimiento.” [7]

El entetanimiento (tittytainment), como herramienta de control de la población, se apoya en el modelo de la globalización que defienden los teóricos del neoliberalismo y su vertiente más extrema, el anarcocapitalismo. Naturalmente, en un mundo como el actual, dominado absolutamente por consideraciones ecónomicas -pues la globalización basada en el neoliberalismo desregulador no es otra cosa- y en el que lo que no puede incorporarse como valor al mercado se considera obsoleto, ese 80% de la población se convertirá en una molestia inútil cuyas reacciones y protestas deberán ser controlada de alguna forma. Es aquí donde entra en juego el entetanimiento como forma de propaganda y método de control.

La propaganda es a la democracia lo que la cachiporra al estado totalitario. (Noam Chomsky)

Caracterización

“There is no alternative” (no hay alternativa) acortado con el acrónimo TINA fue un eslogan usado habitualmente por Margaret Thatcher, en su insistencia por convencer de que no existen otras posibilidades en materia de política económica al libre mercado, al capitalismo y la globalización en el desarrollo de las sociedades modernas. Por tanto, se puede interpretar como una de las primeras muestras prácticas del fundamentalismo ideológico del “laissez faire“.

  • Pretende convencer al individuo de que la situación económica y social mundial contemporánea es inevitable, que deriva directamente de la naturaleza de las cosas y que no ha sido una creación artificial y voluntaria de aquellos que se benefician de la misma. El entetanimiento persigue convencer al individuo de que no hay alternativa posible y de que, sobre todo, él, el individuo, no puede hacer nada al respecto, no puede hacer nada para cambiar la situación; con lo que lo más adecuado y razonable es sentarse ante la televisión, ganar dinero, consumir y no cuestionarse nada.
  • Hace uso habitual de técnicas como el relativismo, la falacia y los sesgos cognitivos a la hora de articular y defender su discurso. En concreto, en la mayoría de textos que defienden el ultraliberalismo, se pueden encontrar multitud de falacias  secundum quid (generalización apresurada o muestra sesgada) que se comete al inferir una conclusión general a partir de una prueba insuficiente. Una generalización apresurada puede ser entendida como una mala inducción (carente de cogencia). También se destaca el uso de falacias dicto simpliciter(generalización inapropiada o falacia del accidente), argumentum ad populum (argumento falaz que concluye que una proposición debe ser verdadera porque muchas personas lo creen así) y, muy especialmente, las falacias técnicas o argumentum ad verecundiam, en las que se apela a la autoridad o se hace uso de un argumento dirigido a una autoridad académica o moral, basando la veracidad o falsedad de una afirmación en la autoridad, fama, prestigio, conocimiento o posición de la persona que la realiza (muy habitual en los teóricos de la Escuela Austriaca, pues sus principales exponentes tratan de ofrecer opiniones y hechos nada empíricos, recubiertos de una dialéctica de pseudociencia, facilitando muchas de sus interpretaciones al haber sido los mismos galardonados con premios y honores de este ámbito).
  • Existen muchos tipos de entetanimiento. Desde el más burdo y degenerado, hecho por y para degenerados, como determinados programas de televisión (que no son otra cosa que pornografía emocional), hasta los pretendidos debates de intelectuales y políticos en los que se simula independencia y objetividad pero sólo se muestra servilismo y vil dependencia del adinerado y del poderoso; por no mencionar las presuntamente divertidas crónicas periodísticas de escritorzuelos de tres al cuatro que se consideran a sí mismos intelectuales valiosos, pero que son incapaces del menor compromiso y se limitan a halagar el ego de los lectores y difundir los mitos imbéciles que perpetúan en el poder a otros imbéciles, de quienes esperan recibir una recompensa en su momento.
  • Fundamentado en la propaganda, la demagogia y las técnicas ideadas por Joseph Goebbels , en su versión globalizada y más sibilina, se ha revelado tremendamente eficaz para ocultar una realidad cada vez más insoportable que pugna por abrirse camino en las conciencias de todos aquellos seres humanos que conservan algo de dignidad, de respeto por sí mismos y de amor por la humanidad. El entetanimiento como forma de control de los individuos, y de perpetuación de una serie de paradigmas que los someten en beneficio de unos pocos, es un método que se ha ido puliendo a lo largo del siglo pasado y que hoy, en los inicios del siglo XXI, ha alcanzado una sólida y saludable madurez.
  • Sólo cuando el entetanimiento se ve incapaz de seguir ignorando a sus críticos y fracasa en su propósito de reducirlos al ostracismo, es cuando se ve obligado a enfrentase a ellos y responder a sus acusaciones. En este momento, el defensor del entetanimiento, hará cualquier cosa para eludir el debate y la confrontación y no dudará en intentar desviar la atención del meollo de la crítica recurriendo a cualquier estratagema que se le ocurra. De entre ellas, la más popular consiste en difamar y atacar personalmente a aquel que la formula en vez de rebatir sus argumentos. Se trata del viejo recurso retórico del ataque “ad hominem” (un tipo de falacia); que no por conocido resulta menos efectivo. En una variación de esta estratagema, en el más puro estilo del neolenguaje orwelliano y con el único objetivo de sustraer el fondo de las cuestiones al conocimiento público, el defensor del entetanimiento tergiversa sin el menor pudor los argumentos y las intenciones de los que proponen alternativas a sus dogmas. Así, por ejemplo, se califica a estos críticos como antiliberales y reaccionarios (dando a entender de paso que el entetanimiento es liberal y progresista; necedad supina donde las haya) cuando resulta obvio que no hay una actitud más antiliberal y reaccionaria que la de someterse incondicionalmente al poder autoritario de las élites económicas.
  • Un mecanismo de defensa realmente popular que utiliza el entetanimiento es la de calificar a todos sus críticos como paranoicos o “teóricos de la conspiración”. Por supuesto es esta una acusación que carece de la menor base, lo que resulta obvio cuando observamos que la mayor parte de las críticas que se hacen al entetanimiento, lo único que suelen hacer es reproducir los textos que el mismo entetanimiento expulsa al mundo a través de las instituciones por medio de las que actúa. En realidad, las críticas al entetanimiento están basadas, o no suelen ser otra cosa, que extractos de informes públicos de instituciones como el Banco Mundial o la OMC, aunque sin la parafernalia intoxicadora y diversiva que usualmente los acompaña.

Siempre hay algo sospechoso en un intelectual que está en el bando de los vencedores. (Vaclav Havel)

Principios de la propaganda de Goebbels

Los movimientos de corte populista-demagógico siempre han recurrido a una serie de técnicas más o menos definidas. La mejor caracterización y aplicación de los mismos proviene del Dr. Goebbels, titular de un ministerio en la época Nazi que no dejaba nada a la imaginación: “Ministerio de Propaganda”.

¿Cuán­tos de estos prin­ci­pios siguen usán­dose para la pro­pa­ganda 100 años des­pués? La respuesta es: TODOS. Sólo que la técnica ha ido siendo refinada y caracterizada en función de los intereses de las élites y lobbies de poder, verdaderos poderes fácticos del actual sistema, aunque también son aplicados a menor escala en cualesquiera de las campañas de los Partidos Políticos.

Estos principios son:

  1. Prin­ci­pio de sim­pli­fi­ca­ción y del enemigo único. Adop­tar una única idea, un único Sím­bolo; Indi­vi­dua­li­zar al adver­sa­rio en un único enemigo.
  2. Prin­ci­pio del método de con­ta­gio. Reunir diver­sos adver­sa­rios en una sola cate­go­ría o indi­vi­duo; Los adver­sa­rios han de cons­ti­tuirse en suma individualizada.
  3. Prin­ci­pio de la trans­po­si­ción. Car­gar sobre el adver­sa­rio los pro­pios erro­res o defec­tos, res­pon­diendo el ata­que con el ata­que. “Si no pue­des negar las malas noti­cias, inventa otras que las distraigan”.
  4. Prin­ci­pio de la exa­ge­ra­ción y des­fi­gu­ra­ción. Con­ver­tir cual­quier anéc­dota, por pequeña que sea, en ame­naza grave.
  5. Prin­ci­pio de la vul­ga­ri­za­ción. “Toda pro­pa­ganda debe ser popu­lar, adap­tando su nivel al menos inte­li­gente de los indi­vi­duos a los que va diri­gida. Cuanto más grande sea la masa a con­ven­cer, más pequeño ha de ser el esfuerzo men­tal a rea­li­zar. La capa­ci­dad recep­tiva de las masas es limi­tada y su com­pren­sión escasa; ade­más, tie­nen gran faci­li­dad para olvidar”.
  6. Prin­ci­pio de orques­ta­ción. “La pro­pa­ganda debe limi­tarse a un número pequeño de ideas y repe­tir­las incan­sa­ble­mente, pre­sen­ta­das una y otra vez desde dife­ren­tes pers­pec­ti­vas pero siem­pre con­ver­giendo sobre el mismo con­cepto. Sin fisu­ras ni dudas”. De aquí viene tam­bién la famosa frase: “Si una men­tira se repite sufi­cien­te­mente, acaba por con­ver­tirse en verdad”.
  7. Prin­ci­pio de reno­va­ción. Hay que emi­tir cons­tan­te­mente infor­ma­cio­nes y argu­men­tos nue­vos a un ritmo tal que cuando el adver­sa­rio res­ponda el público esté ya intere­sado en otra cosa. Las res­pues­tas del adver­sa­rio nunca han de poder con­tra­rres­tar el nivel cre­ciente de acusaciones.
  8. Prin­ci­pio de la vero­si­mi­li­tud. Cons­truir argu­men­tos a par­tir de fuen­tes diver­sas, a tra­vés de los lla­ma­dos glo­bos son­das o de infor­ma­cio­nes fragmentarias.
  9. Prin­ci­pio de la silen­cia­ción. Aca­llar sobre las cues­tio­nes sobre las que no se tie­nen argu­men­tos y disi­mu­lar las noti­cias que favo­re­cen el adver­sa­rio, tam­bién con­tra­pro­gra­mando con la ayuda de medios de comu­ni­ca­ción afines.
  10. Prin­ci­pio de la trans­fu­sión. Por regla gene­ral la pro­pa­ganda opera siem­pre a par­tir de un sus­trato pre­exis­tente, ya sea una mito­lo­gía nacio­nal o un com­plejo de odios y pre­jui­cios tra­di­cio­na­les; se trata de difun­dir argu­men­tos que pue­dan arrai­gar en acti­tu­des primitivas.
  11. Prin­ci­pio de la una­ni­mi­dad. Lle­gar a con­ven­cer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impre­sión de unanimidad.

Algunas consecuencias fácilmente perceptibles

Sólo a través del prisma del Entetanimiento se puede comprender por qué, aun a sabiendas de que ocurra, se puede producir con tanto descaro y total indiferencia por parte de las sociedades desarrolladas hechos como los siguientes:

  •  Cada 3,6 segundos un niño muere de hambre, tras una agonía inimaginable, y nadie mueve un dedo para evitarlo; y ello en un mundo que produce más del doble del alimento necesario para alimentar al 100% de la población del planeta.
  • Decimos que vivimos en la “Era de la Información” a pesar de que más de la mitad de la población mundial no ha hecho, ni podrá hacer jamás, una sola llamada telefónica.
  • Hay más de 100 conflictos armados en el mundo que causan millones de muertos al año (siendo el 90% de éstos, víctimas civiles) y que suponen ingentes beneficios para las empresas occidentales.
  • Es perfectamente posible comprar un niño, como esclavo, por 300 dólares.
  • La obesidad es una de las principales enfermedades del primer mundo mientras que más de 2.500 millones de personas pasan hambre.
  • El FMI y la OMC coaccionan a los paises pobres para que apliquen políticas económicas que los sumen cada vez más profundamente en la pobreza.
  • La invasión armada de Irak, motivada por la codicia del petroleo, y emprendida (según la ONU, y antes de la invasión) en violación del Derecho Internacional, sea llamada “guerra por la libertad”.
  • Compramos sin inmutarnos juguetes para nuestros hijos fabricados por niños esclavos en China y otros países.
  • Más del 60% de la población mundial carece de agua potable y lo que se hace para “solucionar” esta carencia es acelerar la privatización de todos los recursos acuíferos del planeta.
  • Las decisiones que afectan a los ciudadanos de los países democráticos se sustraen a los parlamentos de estos paises en beneficio de grandes organismos internacionales de funcionamiento autoritario sobre los que la ciudadanía no tiene ni información ni posible control, sin que esta ciudadanía reaccione en forma alguna.
  • Se oculta que el mundo puede “globalizarse” de muchas formas y que, la que se ha elegido, es solo una de muchas posibles.
  • Miramos hacia otro lado cuando se nos dice que hay más de 300.000 niños que han sido brutalizados hasta convertirlos en soldados despiadados.
  • El consumismo, la ansiedad, y la falta de interés por los problemas de los más desfavorecidos se están adueñando de los jóvenes del primer mundo.
  • Un país en principio democrático, los EEUU, detiene, públicamente y durante años, sin formular cargo alguno y sometiendo a torturas (según la ONU), a más de 500 personas en un campo de concentración.
  • Las ONG’s, a pesar de todas sus buenas intenciones, sólo sirven para tranquilizar las conciencias de los ciudadanos del primer mundo.
  • El neoliberalismo y el capitalismo salvaje se siguen considerando políticas aceptables a pesar de las pruebas irrefutables de su nocividad para la mayoría de la población mundial.
  • Un lerdo con historial criminal (según el propio Departamento de Estado de EUA) como George Bush puede llegar a dictar normas que obligan a los ciudadanos de paises en teoría democráticos de todo el mundo.
  • La economía especulativa, aquella que no produce otro beneficio que el aumento de las cuentas corrientes de sus ejecutores, ha pasado de suponer el 2% de la actividad económica mundial (a inicios del S. XX), a ser superior al 98%.
  • Los medios de comunicación se han transformado en obedientes oficinas de prensa de las grandes multinacionales.
  • Los modernos neoliberales se proclaman herederos del liberalismo del s. XVIII pese al absoluto y sistemático desprecio de la abrumadora mayoría de principios que aquellos sostenían; y todo ello ante el silencio más asombroso de la comunidad académica.
etc…
La mayoría de la gente prefiere creer que sus líderes son justos e imparciales incluso ante la evidencia de lo contrario, porque una vez que el ciudadano ha reconocido que el gobierno bajo el que vive es mentiroso y corrupto, tiene que decidir qué va a hacer al respecto. Emprender la acción ante un gobierno corrupto supone un riesgo para la propia vida y la de las personas queridas. La mayoría de la gente no tiene la valentía necesaria para afrontar esa elección. De ahí que la mayor parte de la propaganda no esté diseñada para engañar al pensador crítico sino sólo para dar una excusa a los cobardes morales para no pensar en absoluto. (Michael Rivero)

Referencias

  1. “La trampa de la globalización”, de Hans-Peter Martin y Harald Schumann (ver bibliografía), pág 10: “Más bien hace carrera la expresión entetanimiento, que pone sobre la mesa el veterano Zbigniew Brzezinsky”.
  2. WorldForum.org/ic-1995.htm y WorldForum.org/1995_1996.htm (Inglés) (Acceso 4-nov-09): “The first State of the World Forum was held in San Francisco in October 1995 at the historic Fairmont Hotel in San Francisco where in 1945 the UN Charter was negotiated. Convened by Mikhail Gorbachev…”.
  3. WorldForum.or/overview.htm (Inglés) (Acceso 4-nov-09): “The Forum was established to create a global leadership network comprised of eminent individuals — ranging from Heads of State to grass roots organizers, Nobel Laureates to business leaders, policy makers to social activists — drawn from the governmental, business and civil society sectors, committed to discerning and implementing those principles, values and actions necessary to guide humanity wisely as it gives shape to an increasingly global and interdependent world.” y “La Trampa de la globalización”, Cap 1, “La sociedad 20:80″.
  4. WorldForum.org/ic-1995.htm y WorldForum.org/1995_1996.htm (Inglés) (Acceso 4-nov-09).
  5. “La trampa de la globalización”, Cap 1, “La sociedad 20:80″, págs. 10 y 11. Y “Understanding New Media: Augmented Knowledge & Culture de Kim H. Veltman” ISBN 978-1-55238-154-0: “También, en 1995, hubo un encuentro cerca de San Francisco para discutir el futuro del mundo en los próximos veinte años. Mikhail Gorbachev estaba allí. Quinientos líderes y personalidades de las finanzas y de la política estaban allí. Concluyeron que, en los próximos veinte años, sólo el 20% de la población sería necesaria para ser empleada en el sentido de la economía de intercambio tradicional. ¿Qué debería hacerse con el 80% restante? Su respuesta fue “Entetanimiento”, una combinación de la antigua tradición de pan y circo con lo peor de lo que la industria de Hollywood representa”.
  6. “La trampa de la globalización”, Cap 1, “La sociedad 20:80″, pág. 11: “Al decirlo, Brzezinski piensa menos en el sexo que en la leche que brota del pecho de una madre lactante”.
  7. “La trampa de la globalización”, Cap 1, “La sociedad 20:80″, pág. 11.
Post extraido de: Asociación Democracia Real Ya

2 pensamientos en ““Entetanimiento”, la propaganda de la globalización neoliberal

  1. las 3 proximas las gana. Almereda fuera, Valencia en casa y fuera el Zaragoza. son 9 pnuots para los blancos.Jugar otra cosa en la quiniela Craso error.Volviendo al tema “no hacer lef1a del arbol caeddo” yo paso oledmpicamente de putearlos porque simplemente el madrid no este1 al nivel del Barcelona, Manchester o Chelsea. Sf3lo observar contra quien juega el Barcelona en los cruces y con quien el Madrid, que cualquiera tropieza en copa con un 2aa o 3aa ya que le pasa a todos los primeras, pero queda eliminado a las primeras de cambio en Europa, y ahed es donde se es grande, no en una liga que pertenece a los dos grandes y una vez cada 10 af1os para uno que de9 la sorpresa…El futbol actual es ased.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s